SEÑUELOS EMBARCADOS (I)

 

PortadaChaff02La Guerra Electrónica y sus equipos y sistemas asociados no son un tema que se discuta de manera abierta prácticamente por ninguna armada moderna. La Armada Española no es una excepción y la podríamos considerar entre las más “discretas” del ramo, pese a poseer una serie de equipos y sistemas de origen nacional o internacional que podemos considerar punteros.

Uno de los elementos más “públicos” son los lanzaseñuelos estándar, los conocidos morteros Mk36 SRBOC (Super Rapid Bloom Offboard Countermeasures Chaff and Decoy Launching System) de origen norteamericano y montados a bordo de todas las unidades de primera línea de la Armada.

Cada montaje Mk36 dispone de seis tubos, tres inclinados a 60º y tres inclinados a 45º para optimizar la dispersión de los diversos señuelos que pueden utilizarse desde sus tubos. Y ahí está el truco, existen gran cantidad de municiones que pueden ser lanzadas y muchas veces es difícil saber cuales son las que están en servicio.

Gracias la la página de Facebook de la 31ª Escuadrilla de Escoltas hemos tenido la posibilidad de ver uno de estos señuelos, en este caso un Mk214 Mod1, siendo cargadado en un lanzador Mk36

El Mk214 es un cohete de chaff desarrollado dentro del programa Sea Gnat de la OTAN durante los años 70. Formaron parte de este programa los EEUU, el Reino Unido, Alemania, Noruega y Dinamarca, desarrollándose una serie de señuelos para combatir misiles guiados por radar o infrarrojos, reemplazando a los señuelos SRBOC originales y que entraron en servicio en la década de los 80.

En este caso concreto, se trata de un señuelo de chaff de 130mm y 23kg de peso. Se considera un señuelo de corto alcance de empleo cuando el buscador del misil aún no ha enganchado a un blanco, produciendo una nube de chaff de despliegue rápido de gran tamaño que oculta la firma radar de la nave lanzadora y genera un nuevo blanco más tentador (“seducción”) una vez es arrastrada por el viento. la versión de “largo alcance” es la Mk216, físicamente muy parecida pero con funciones de “distracción”.

Dentro de la familia SeaGnat tenemos también el señuelo infrarojo Mk245 y el RF activo Mk251 Siren.

Si bien es una familia de señuelos aún útil, se ha quedado algo anticuada frente a la nueva generación de señuelos radar como el AN/SLQ-49 Chaff Buoy Decoy System, o el sistema NULKA australiano, sistema activo controlado que utilizar un emisor RF capaz de replicar la señal radar del buque lanzador manteniendo una altura óptima determinada gracias a un motor cohete. En cualquier caso, es un sistema empleado por 19 armadas y con una plena vigencia.

En futuras entradas de nuestro blog nos sumergiremos en este msiterioso mundo, su presente y su futuro.

Autor: Gorka L. Martínez Mezo para Foro Naval (https://foronaval.com/2016/06/17/senuelos-embarcados-i/)