Reemplazar al UH-1 : ¿Misión Imposible?

Portada00

“¿Solo un Huey puede reemplazar a otro Huey?”

Hay una antigua frase del mundo aeronáutico referida al eterno producto de Douglas, que reza que “solo un DC-3 puede reemplazar a otro DC-3”. Y qué duda cabe, de que si hay un análogo en el terreno de las alas rotativas al DC-3, este es el Bell UH-1 Iroquois, mas popularmente conocido como Huey.
Nacido de los requerimientos del US Army para un helicóptero utilitario para transporte de tropas y exponente más significativo de una generación de máquinas coronadas de éxito y longevidad operativa, sentó las bases para el diseño y el empleo de los helicópteros de asalto. Asimismo, el Huey, en sus diferentes variantes, ha sido construido en mayor número y ha operado en más FFAA alrededor del mundo que cualquier otro helicóptero de producción occidental. Confiabilidad, robustez, simpleza, economía de operación y mantención, son algunas de sus principales características, características que hacen que aun a más de 50 años de su entrada en producción, siga en servicio de primera línea en muchos Ejércitos del mundo.
Pero nada es eterno, y mucho menos en el ámbito aeronáutico. Y tal como sucedió con el DC-3, muchos usuarios del fiel UH-1 se embarcaron en la tarea de reemplazarlo, tarea que podría aparentar ser sencilla en la teoria, pero que en la práctica resulto ser bastante más complicada, al punto que el propio US Army pudo retirar sus últimos Hueys del servicio no hace mucho tiempo atrás.

La Clave: Economía y prestaciones

2

Los UH-1 “slick” soportaron el grueso de las operaciones aeromoviles en el sudeste asiatico (foto: USAF)

En la actualidad, solo muy pocas de las FFAA que han contado con el Huey en sus filas han podido sustituirlo completamente. Como hemos apuntado en anteriores párrafos, el mismo US Army recién está terminando de retirar los últimos UH-1 que mantenía en servicio, a pesar que los lineamientos para su sustitución provienen de fechas tan tempranas como 1965. Las causas de la dificultad para la retirada de este clásico, a pesar de los desarrollos tecnológicos en el campo aeronáutico y militar, son múltiples.
En primer lugar, no hay modelo helicóptero que posea la relación de costo-eficiencia que tiene el UH-1. En efecto, al día de la fecha, no existen modelos mono-turbina con las capacidades del Huey (a excepción del poco frecuente Bell 214A/B/C, también un derivado del Huey). El ser mono-turbina le otorga una economía de operación y sencillez de mantenimiento difícil (si no imposible) de igualar por un modelo bi-turbina, con lo cual, cualquier helicóptero destinado a sustituirlo será inevitablemente, más caro de operar y mantener. Tal vez, este misma baza es una de sus mayores debilidades, ya que la seguridad en operaciones sobre el agua y la supervivencia en combate, se apoya en esa única turbina.
En segundo lugar, la gran cantidad de unidades construidas y el alto número de unidades existentes en los excedentes del US Army, favoreció que los usuarios puedan incorporar cantidades importantes de los mismos a su flota de helicópteros a un bajo costo (si no era simbólico, como en algunos casos). Estos mismos factores impactaron positivamente en la existencia de un soporte logístico sumamente económico y con una amplia disponibilidad de repuestos y personal calificado en el modelo.
En la actualidad, la sofisticación de los helicópteros de combate, hizo que el precio de los mismos se disparara lo suficiente como para que sea imposible reemplazar cada UH-1 en servicio por un modelo de nueva generación, que a su vez, será más caro de operar y mantener. Si bien los modelos capaces de reemplazarlo tienen capacidades que exceden las del Huey, lo cierto es que, salvo excepciones, gran parte de las mismas son subutilizadas la mayor parte del tiempo de servicio del helicóptero.

El nacimiento del LUH como consecuencia de la sustitución del Huey

3

UH-1D del Heer aleman. El Huey sigue operando en fuerzas armadas de primer orden. (foto: Bundeswehr)

Es así, como hay misiones para las cuales un UH-60 Blackhawk resulta excesivo, en capacidades y costos y helicópteros ligeros de la categoría del Bell 206 o AS-550 Fennec resultan demasiado limitados en aspectos de espacio interior. Esta situación, sumado a la permanente actividad de los UH-60 en los diferentes teatros de operaciones del US Army , a la cual también se agrega el desgaste del material fueron un impedimento para la retirada del Huey, utilizado en tareas MEDEVAC, apoyo a la comunidad, seguridad territorial, enlace, etc. Debido a esto el US Army lanzo en 2004, el programa Light Utility Helicopter (LUH) para dotarse de un helicóptero utilitario liviano que pudiera dedicarse exclusivamente a estas misiones subsidiarias y que reemplazara definitivamente a los UH-1H/V y OH-58A/C que todavía continúan en servicio, especialmente en unidades de la National Guard. Los competidores para hacerse con el contrato fueron los Agusta-Westland AW-139, el MD Helicopters MD-902 Explorer, el Bell 412 y finalmente el Eurocopter UH-145/EC-145. El modelo seleccionado fue el Eurocopter UH-145 que con modificaciones menores en equipamiento solicitadas por el US Army se convertiría en el UH-72A Lakota, del cual se tenía originalmente planeado incorporar 352 unidades. La incorporación del UH-72 permitirá un empleo más racional de los medios disponibles, tanto económicos como materiales, liberando helicópteros necesarios para misiones de primera línea de tareas subsidiarias y para las cuales no eran del todo adecuados por las causas antes mencionadas.

4

Los ultimos ejemplares operativos del US Army fueron reemplazados por el UH-72A Lakota en el marco del programa LUH (foto: Airbus Helicopters)

Esta necesidad surgida en el todopoderoso US Army, pronto se hizo patente en algunos de sus pares alrededor del mundo que no cuentan con el presupuesto de este. La incorporación de medios mucho más capaces que el UH-1, pero asimismo más complejos tecnológicamente y costosos, tales como el UH-60, Cougar y NH-90 (entre otros), requerirá que los mismos sean complementados por aeronaves de menores prestaciones, pero más económicas y menos complejas. Dos casos a tener en cuenta para seguir su evolución es el de las FAMET españolas y del Heer alemán. En el primer caso, las FAMET ha reemplazado parcialmente sus UH-1H (HU.10 en la designación española) con Eurocopter Super Puma y Cougar, modelos ambos, extremadamente capaces. A su vez, se espera poder reemplazar los HU.10 que continúan en servicio con la futura incorporación del NH-90 TTH. El Heer, a su vez, también tiene previsto el reemplazo sus UH-1D (construidos bajo licencia en Alemania por Dornier) con el NH-90 TTH. Sin embargo, el empleo del Huey de las dos Fuerzas en sus despliegues con la OTAN fue disminuyendo hasta ser prácticamente nulo, debido a que estos se encuentran desfasados en materia de sistemas de autoprotección y supervivencia, así como limitados en su empleo debido a las condiciones de operación en las zonas operación (principalmente, Afganistán), debiendo usar en sus despliegues medios como el AS532UL Cougar, CH-53G Stallion y CH-47D. La incorporación de medios como los Airbus Helicopters H135 y H145M para tareas de entrenamiento, apoyo a la comunidad (como los H135 de la UME española) e incluso de Operaciones Especiales (H145M del Heer) está íntimamente ligado a contar con un medio que no suponga los costos de operación de un Cougar o un NH90 y refleja una tendencia seguida por otros ejércitos con necesidades similares.
De esta manera, vemos como el concepto LUH va ganando espacio en el mercado y asumiendo las misiones que antiguamente eran cubiertas por los UH-1D/H.

Modernizando el clásico, los “nuevos” Hueys

5

La USAF emplea el “Huey II” bajo la denominacion TH-1H para el entrenamiento de pilotos (foto: USAF)

La gran cantidad de unidades operativas del UH-1 alrededor del mundo, se convirtieron en un mercado bastante apetitoso para el rubro de las modernizaciones y mejoras varias. Actualmente, hay varios paquetes de modernización que mejoran notablemente las prestaciones y economía de operación de los Huey. El más popular de ellos es el desarrollado por el fabricante original del UH-1, Bell Helicopters, que ofrece el paquete “Huey II”. La principal mejora respecto al Huey “original” consiste en la adopción de los conjuntos dinámicos del Bell 212 (transmisión, rotor principal, rotor de cola), así como el cono de cola de este y la re motorización con un turboeje T-53-L-703. A modo opcional, el cliente puede solicitar el cambio de la nariz por la del 212, más adecuada en caso de que también se opte por dotarlo de nueva aviónica, como es el caso de la USAF y sus TH-1H. Los TH-1H, que disponen de un moderno glass-cockpit y capacidad de operación con NVG, son conversiones realizadas a partir de UH-1H/V excedentes del US Army. Asimismo Bell llego a ofrecer el Bell 210, versión que no prosperó y que contaba con algunas modificaciones del Huey II (como la planta motriz) destinada al mercado civil y que fue el candidato original para el programa LUH, hasta que la empresa decidió presentar al 412EP en su lugar.

6

UH-1H-II “Huey II” Iraqui (foto: USAF)

Otros programas de modernización existentes, aplicables a los UH-1D/H son el “Huey Plus” (Northwest Helicopters) y el “Global Eagle” (Global Helicopters Tecnología). Ambos, similares al “Huey II”, tienen sus particularidades, siendo más radical el Global Eagle, que incorpora una turbina Pratt & Whitney PT-6 en lugar de la sempiterna T-53, lo cual le confiere una gran ventaja logística, al tratarse el PT-6 del turbo eje occidental de mayor difusión en el mundo, con decenas (si no centenas) de miles de ejemplares en operación.

Vale aclarar, que si bien estos paquetes de mejora al Huey alcanzan a mejorar dramáticamente las prestaciones dinámicas y reducen los costos operativos sensiblemente, no solucionan algunas carencias inherentes a un diseño de los años 50, ya que aunque el modelo sigue manteniendo su validez en tareas utilitarias y de segunda línea, y aun pudiendo recibir nueva aviónica y contramedidas, carece de 50 años de desarrollos en lo que a diseño de helicópteros militares se refiere y que lo marginan para la operación en el campo de batalla moderno.

 

El reemplazo

Estas carencias, sobre todo en lo que a seguridad y supervivencia respecta, ha llevado a que cada vez más ejércitos releguen al Huey a misiones de 2da línea, reemplazados por modelos más capaces y con las experiencias de conflictos como el de Sudeste Asiático aplicadas a su diseño.

7

KUH-1 “Surion”, una propuesta desde Corea del Sur (foto: KAI)

Contrariamente a lo que podría suponerse, y a excepción del UH-60 “Blackhawk”, hasta no hace mucho tiempo atrás era difícil encontrar un helicóptero que pudiera reemplazar al UH-1 en su categoría. A pesar de que los lineamientos para el reemplazo de un sistema de armas están pautados por la doctrina de empleo del usuario, considerar a helicópteros tales como el “Cougar” o Mi-17 “Hip” como candidatos a reemplazar al Huey es un error bastante generalizado en el pensamiento “popular”. Principalmente, por que ambos aparatos pertenecen a una categoría diferente (ambos tienen capacidad para más de 30 ocupantes y su carga útil supera las 4tns) y su diseño responde a distintos conceptos de operación, sin mencionar la mayor complejidad de sus componentes y el aun mayor costo de operación y mantenimiento. De esta manera, se deberían considerar maquinas que idealmente tuvieran capacidad para entre 10 – 18 ocupantes y un MTOW que no exceda las 11tn.

Esto nos deja un abanico de opciones que en la actualidad podemos afirmar que es bastante amplia y que como indicamos anteriormente, poseen en general mayores capacidades que el Huey. No ahondaremos en detalles acerca de cada modelo en particular, dado que excedería la finalidad de este trabajo y se cuenta con abundante información en la web, pero podemos enumerar como reemplazos validos las siguientes opciones:

  • Bell 412EPI
  • Bell UH-1Y Venom
  • Leonardo AW-139/149/169/189
  • Leonardo W-3 Sokol
  • NH Industries NH-90 TTH
  • Sikorsky S-70i/UH-60 Blackhawk
  • Airbus Helicopters H-145M
  • Airbus Helicopters H-175
  • Kamov Ka-60
  • KAI KUH-1 Surion
  • AVIC AC352
8

El ultimo desarrollo del linaje UH-1, UH-1Y “Venom” del USMC (foto: Bell Helicopters)

Como se puede apreciar, se cuenta con modelos de todos los orígenes y filosofías operativas, así como un rango bastante amplio de capacidades, costos y tecnologías.

Bastante particular es el caso de los Bell 412EPI y UH-1Y, últimos descendientes del linaje del modelo 204/205 original. El 412EPI es la última versión del 412, en esencia un 212 (a su vez, versión civil del UH-1N “Twin Huey”) con rotor de 4 palas orientado principalmente al mercado civil, que a pesar de contar con las bondades inherentes del Huey, cuenta con la desventaja de ser una mera actualización del diseño básico de este, siendo un modelo más apto para tareas de 2da línea que de combate. Sucede diferente con el UH-1Y, ultimo exponente militar del UH-1. Desarrollado en principio como una conversión de los UH-1N del USMC para obtener la máxima comunidad logística con el futuro AH-1Z Viper durante los largos despliegues expedicionarios de la fuerza a bordo de las unidades navales, derivo en una maquina prácticamente nueva, que solo tiene una semejanza estética con sus predecesores y lo convierte en la versión más capaz de la familia.

 

 

 

 

El caso argentino

Las FFAA argentinas se encuentran entre los usuarios de los cuales el UH-1 y derivados todavía siguen formando la columna vertebral de su flota de helicópteros. Actualmente, el Ejército y la Fuerza Aérea cuentan con este tipo de máquinas. La Armada, opero brevemente 8 UH-1H por un periodo de 7 años (2000-2007) hasta que se decidió la transferencia de las maquinas sobrevivientes al Ejercito.

9

“Huey II” de la Aviacion de Ejercito (foto: Andres Rangugni)

La Fuerza Aérea Argentina (FAA), era usuaria del modelo UH-1D desde 1968 que luego fueron llevados al estándar UH-1H, amén de recibir posteriormente unidades adicionales de la versión H. Estas máquinas, se mantuvieron en servicio hasta principios de siglo operando junto a los Bell 212, habiéndose estudiado en algún momento su conversión mediante alguno de los paquetes de actualización anteriormente comentados. Sin embargo, producto de diversas situaciones son retirados de servicio y posteriormente transferidos al Ejercito. Actualmente, la FAA opera un mix de Bell 212 y 412EP, aunque dado que este artículo está centrado en las variantes monoturbinas del Huey, detendremos aquí el análisis de esta Fuerza.

Actualmente, el Ejército Argentino (EA) a través de la Dirección de Aviación de Ejercito, es el mayor operador militar de helicópteros de Argentina, y el único que cuenta en su flota con el ubicuo UH-1H. La historia del Huey en el EA se remonta desde 1969 contando con una flota cercana a las 40 máquinas de este modelo en la actualidad, además de un solitario Bell 212. Parte de la flota fue actualizada a la versión UH-1H-II Huey II, lo que potencio significativamente las capacidades sumado recientemente a una importante actualización de aviónica que mejora la seguridad y eficiencia en operaciones nocturnas o de baja visibilidad que no tiene nada que envidiarle a modelos más modernos. No obstante esto, es probable que por diferentes motivos (como la demora en la ejecución de las conversiones, entre otros) más de la mitad de la flota no reciba esta actualización. De esta manera, no sería descabellado pensar que los mismos deban ser sustituidos a mediano plazo por maquinas más modernas y capaces, pero también, menos numerosas.

De esta manera, el EA debería seleccionar un modelo que, a semejanza de lo ocurrido con otras fuerzas en el mundo, será más capaz, pero a la vez más caro y complejo. Esto implicaría llevar a la flota de helicópteros de la DAE a un nuevo nivel (dado que en la actualidad, para tareas de asalto/transporte solo se cuenta con los mencionados Huey/Huey II y un solitario AS332B Super Puma) y aunque como mencionamos anteriormente, se está dotando a los Huey II de aviónica digital de ultima generación (lo que facilitaría a priori la transición) la incorporación de un nuevo modelo, se necesitara de la adaptación y actualización de instalaciones, procedimientos y herramental por lo que se convertirá en un desafío para tripulaciones y personal técnico que sin dudas, se encontraran en condiciones de afrontar.

Lamentablemente, a pesar de que la situación económica actual tiene tintes prometedores, los presupuesto militares, en general nunca son una prioridad y en nuestro País tampoco se caracterizan por ser holgados, por lo cual la incorporación del nuevo modelo no debería comprometer el equilibrio económico de la DAE y a su vez, debe satisfacer las necesidades operacionales presentes y futuras, con lo cual, el espectro de opciones que más arriba mencionáramos queda acotado. De esta manera, daremos un repaso a los modelos que por sus características técnicas y viabilidad financiara serian factibles de incorporar:

Bell 412

10

Bell CH-146 CSS “Griffon” canadiense (foto: Canadian Armed Forces)

Tiene la ventaja de ser un descendiente directo del UH-1, lo cual sumado a la experiencia de la DAE en la operación y mantención de su Bell 212 no implicaría mayores complicaciones para la introducción al servicio. Asimismo es una de las opciones más económicas del mercado en esta categoría y cuenta con un soporte logístico establecido y de sobra conocido. Incluso sería factible incorporar aeronaves militarizadas de 2da mano pero con una vida útil remanente interesante, como los CH-146 CSS/UTTH Griffon de la Royal Canadian Air Force. Sin embargo, no incorpora ninguna capacidad adicional a las existentes a la Fuerza como así tampoco mejoras significativas a la supervivencia en combate en su diseño (a excepción de ser biturbina) a las que ya se poseen.

Origen: EEUU

Primer vuelo: 1979

Capacidad: 2 pilotos + 11 soldados o 6 camillas; hasta 2313kg de carga útil (Bell 412EPI)

Planta de poder: Pratt & Whitney PT6T-9 Twin Pac x 2

Alcance: 674km (combustible interno, sin reservas)

Velocidad: 259km/h

Equipamiento: depende de la configuración solicitada por el usuario. En el caso de la versión 412EPI, se ofrece de serie con la suite Bell BasiX-Pro ™, que se encuentra integrada con el sistema Garmin GTN-750

Sikorsky S-70/UH-60 Blackhawk

13

Sikorski S-70i con kit de armamento. El “Blackhawk” fue desarrollado específicamente para suceder al “Huey”. (Foto: Sikorsky)

Diseñado basado en los requerimientos del programa UTTAS (1972) para reemplazar al Huey y con más de 3000 unidades en servicio actualmente en 26 países (incluido nuestro país, con una unidad S-70A afectado al traslado presidencial) es un candidato natural. Debido a la paulatina incorporación al US Army de la versión UH-60M, es cada vez mayor el número de unidades UH-60A/L de 2da mano disponibles para la venta o transferencia mediante programas como FMS/EDA a costos accesibles. Asimismo, si hablamos de máquinas nuevas, se podría acceder a la versión “económica” S-70i construida en Polonia por PZL Mielec. Es una maquina ampliamente probada en operaciones militares, con 1.7 millones de horas de vuelo en combate. Habiendo llevado la flexibilidad que poseía la familia UH-1 a un nuevo nivel y marcando un estándar en lo que a helicópteros militares se refiere, sería el reemplazo ideal para los Huey argentinos aunque los costos de operación son peligrosamente altos para nuestro País.

Origen: EEUU

Primer vuelo: 1974 (YUH-60)

Capacidad: 2 pilotos + 13 soldados o 6 camillas; hasta 4082kg de carga útil (S-70i)

Planta de poder: General Electric T700-GE701D x 2

Alcance: 592km (combustible interno, sin reservas)

Velocidad: 294km/h

Equipamiento: En configuración utilitaria básica, el S-70i cuenta con piloto automático en los 4 ejes, glass cockpit, FCS, sistema integrado de mantenimiento IVHMS, compatibilidad con NVG, EGPS/INS dual Honeywell H764E, radio UHF/VHF -AM/FM dual Raytheon MX-4027, IFF APX117, ELT, ARN147 VOR/ILS, LF-ADF ARN149(V), TAWS.

Airbus Helicopters H-145M

Como mencionábamos anteriormente, es el ganador del programa LUH del US Army para reemplazar a los UH-1H/V en misiones de 2da línea, en su versión UH-72A Lakota. De las opciones contempladas en este artículo es el menos capaz operacionalmente y junto con el Bell 412 son los modelos más económicos. Sin embargo, es en origen un modelo civil, cuyo diseño no incorpora las características de supervivencia en combate propias de un helicóptero de asalto.

Origen: Francia/Alemania

Primer vuelo: 1999

Capacidad: 2 pilotos + 9 soldados o 2 camillas + 3 médicos; hasta 1769kg de carga útil

Planta de poder: Turbomeca Arriel 2E x 2

Alcance: 638km (Velocidad de crucero, combustible interno, sin reservas)

Velocidad: 265km/h

Equipamiento: depende de la configuración solicitada por el usuario. La versión de serie está equipado con la suite Airbus Helicopter Helionix ™, contando con TAWS, UMS, piloto automático en los 4 ejes entre otros equipos integrados.

Leonardo AW-139M

11

Leonardo AW-139M, en version de rescate de combate HH-139A de la Aeronautica Militare italiana (foto: Leonardo)

La familia de helicópteros compuesta por los AW/169/139/149/189 es una de las más modernas del mercado y uno de los mayores éxitos comerciales de Leonardo. Recoge las enseñanzas de Agusta durante el desarrollo del programa NH-90 en relación al diseño en absorción de energía en impacto y la tolerancia a daños, razón de la semejanza estética con este helicóptero multinacional. Específicamente, el AW-139 se encuentra en operación en las FFAA de 16 países además de ser uno de los modelos medios más populares en el mercado civil y gubernamental. La versión militarizada AW-139M se encuentra en servicio con la Fuerza Aérea Italiana, que lo emplea para operaciones CSAR bajo la denominación HH-139A. De los modelos contemplados en este trabajo, es uno de los que mejor relación costo-beneficio posee.

Origen: Italia

Primer vuelo: 2001

Capacidad: 2 pilotos + 15 soldados o 4 camillas + 5 médicos; hasta 2545kg de carga útil

Planta de poder: Pratt & Whitney PT6C-67C x 2

Alcance: 1250km (con combustible auxiliar, sin reservas)

Velocidad: 310km/h

Equipamiento: radar de búsqueda/meteorológico, piloto automático digital de 4 ejes, HUMS, HOMP, compatible con NVG, TCAS II, FLIR, DVR, ADELT, EGPWS, EVS, radios HF.

Leonardo AW-149

12

Leonardo AW-149, desarrollado sobre la base del AW-139 (foto: Leonardo)

Derivado militar del modelo AW-139, a pesar de poseer una fuerte similitud estética, además de las características de diseño del 139, cuenta un fuselaje más grande así como una nueva motorización que le confiere mayores capacidades. A pesar de esto en la actualidad no cuenta con ningún usuario, no así la versión civil AW-189.

Origen: Italia

Primer vuelo: 2009

Capacidad: 2 pilotos + 18 soldados o 6 camillas; hasta 3050kg de carga útil

Planta de poder: General Electric CT7C-2E1 x 2

Alcance: 800km (combustible interno, sin reservas)

Velocidad: 287km/h

Equipamiento: Ídem AW139M, integrado con un data bus Mil-STD 1553B con monitoreo de datos de vuelo.

Es de esperar, que más que las consideraciones técnicas, al momento de tomar una determinación, primara la situación política y económica del país en esa instancia, siendo las condiciones de financiación un factor determinante.

Conclusiones

Como hemos repasado, el reemplazo del Bell UH-1 Huey no es una tarea sencilla, pero no imposible (sobre todo si se cuenta con los recursos apropiados para ello). Hemos observado que la dificultad radica, en que por sus características, es poco viable económicamente reemplazarlo por un solo tipo de helicópteros, como evidencio el US Army. De esta manera, para una gestión más eficientes de los recursos es recomendable desdoblar las tareas subsidiarias de las de combate, y adquirir los medios más adecuado para cada una.

Este podría ser el modelo a seguir para el EA, operando los UH-1H-II Huey II junto con el reemplazo de los UH-1H que no fueron modernizados, lo cual le otorgaría una flexibilidad de operación a la Especialidad inédito hasta ahora y que potenciaría de sobremanera las doctrinas de la Fuerza en materia de asalto aéreo y operaciones especiales.

Cualquiera sea el caso, todavía está muy lejano el día en que el Huey deje de surcar los cielos.

Autor: Este artículo fue realizado por Hernán Martínez Casas. Queda prohibida su reproducción total y parcial por cualquier medio.