203 Aniversario de la Creación de la Prefectura Naval Argentina

Por Andrés Rangugni, Mauricio Chiofalo y Esteban Brea

El 30 de junio de 1810 mediante un Decreto de la Primera Junta de Gobierno, redactado por el Dr. Mariano Moreno, se designó a Martín Jacobo Thompson como primer Capitán de Puerto de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Este hito histórico es tomado como el nacimiento de la actual Prefectura Naval Argentina (PNA). Es por ello que el pasado 3 de julio se llevó a cabo la ceremonia conmemorativa en la sede de los institutos de formación de la Fuerza, ubicados en la localidad de Zárate, al norte de la Provincia de Buenos Aires. La misma fue presidida por el, en ese entonces, Ministro de Seguridad de la Nación, Dr. Arturo Puricelli, el Secretario de Seguridad Sergio Berni y el Prefecto Nacional Naval, Prefecto General Luis Alberto Heiler, su plana mayor y autoridades de otras Fuerzas de Seguridad, tanto nacionales como de países limítrofes.

DSC_0066 copia

El Secretario y el, en ese entonces Ministro de Seguridad junto al Prefecto Nacional Naval presidiendo la ceremonia.

 

Durante el acto se entonaron las estrofas del Himno Nacional, seguidamente se realizó una invocación religiosa y se procedió a efectuar la entrega de sables, luego los cadetes y aspirantes procedieron a jurar lealtad a la Bandera de la Nación y más tarde se entregaron las distinciones por Acto de Mérito a dos miembros de la comunidad que arriesgaron su vida para rescatar a un joven que se encontraba a punto de ahogarse en un balneario de la ciudad de Rawson.

Posteriormente el Prefecto General Luis Alberto Heiler enunció las siguientes palabras durante su alocución, “Siempre que se cumple un aniversario, es un motivo de celebrar, de celebrar lo que ha acontecido durante el último período, las metas que se han alcanzado como así los esfuerzos que se hicieron para obtenerlos.

También es momento de agradecer y por ello deseo comenzar esta alocución agradeciendo en nombre de la institución y en el propio, a todos los presentes que comparten nuestro día.

En mi condición de Prefecto Nacional Naval, saludo y agradezco muy especialmente al señor Ministro de Seguridad, Doctor Arturo Puricelli, quien nos honra con su presencia.

Hago extensivo mi saludo a las altas autoridades del país, a los invitados especiales, a las hermanas Fuerzas de Seguridad representadas en esta ceremonia por el Jefe de la Policía Federal, el Director de Gendarmería Nacional y el Director de Seguridad Aeroportuaria, a las Fuerzas Armadas, a los destinatarios de nuestros servicios, a los queridos amigos y, a todas las instituciones y ciudadanos que nos acompañan en este aniversario.

Un especial saludo para las autoridades extranjeras que nos honran con su presencia, señor Comandante de la Armada del Estado Plurinacional de Bolivia, señor Director General de Intereses Marítimos, Fluviales, Lacustres y Marina Mercante del Estado Plurinacional de Bolivia, señor Director de Puertos y Costas de la República Federativa del Brasil, señor Director General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante de la República de Chile, señor Director General de Capitanías y Guardacostas del Perú y Señor Prefecto Nacional Naval de la República del Uruguay. Muchas gracias por vuestra presencia.

Y a las mujeres y hombres Prefecturianos, a las madres, padres, esposas, maridos, hijos, a todos los integrantes de esta gran familia, compañeros incondicionales del quehacer institucional, a todos ustedes muchas gracias.

DSC_0081 copia

El Prefecto Nacional Naval haciéndo uso de la palabra.

 

Experimento una viva satisfacción al recibirlos en este Instituto de Seguridad marítima, que es el cimiento profundo de nuestra cultura institucional, un auténtico júbilo me embarga porque al ver a estos jóvenes cadetes y aspirantes aquí formados que pronto harán su juramento de fidelidad, me recuerdan mis comienzos, mis sueños y anhelos, así como el espíritu con que fuimos impregnados los jóvenes de ayer, un espíritu forjado por la armoniosa fusión de nuestras tradiciones y valores.

Cuidar ese espíritu, intensificarlo vigorosamente, convertirlo en un ideal para sus vidas juveniles, debe ser el propósito de quien quiere servir de un modo efectivo a la patria y a la comunidad.

En este Instituto se busca enaltecer el amor a su tierra y sus habitantes, el apego a los principios que rigen nuestra democrática forma de vivir, el respeto cabal a la vida, a los derechos que rigen a todos los seres humanos y a las garantías constitucionales.

Aprender de la historia y de sus actores principales, los ideales que fueron decisivos para nuestra independencia y libertad, sin los cuales no hubiéramos conocido el significado y el concepto de Nación, ser fieles a esa historia como institución de la República Argentina.

Precisamente, desandando estos 203 años de existencia, nos encontramos a hombres de nuestra raíz institucional, desempeñando una destacada labor heroica en defensa de Buenos Aires durante las invasiones inglesas.

Luego, la adhesión a la gesta revolucionaria de 1810, le valió a nuestro prócer Martín Jacobo Thompson, que el Secretario de la Junta de Gobierno, Dr. Mariano Moreno, lo ratificara como Capitán de puerto, por un Decreto del 30 de junio de 1810, fecha que conmemoramos como el día del nacimiento de nuestra institución.

En años posteriores, la Prefectura formó parte de todo hecho histórico acontecido en la joven nación.

Como en la guerra de la Triple Alianza, en la que las entonces Capitanías cumplieron importantes misiones en la vigilancia de fronteras, seguridad en los puertos, apoyo logístico al esfuerzo de guerra, transporte de tropas, evacuación de prisioneros y heridos, entre otras tareas.

También en el generoso despliegue geográfico hacia el sur, donde los diferentes emplazamientos de la Prefectura eran señalados como hitos fundamentales de asentamiento en la Patagonia, ondeando en sus mástiles por vez primera nuestra enseña patria en esas latitudes.

Más próximo en el tiempo, en la guerra de Malvinas, la Prefectura formó parte de las tropas desplegadas en el teatro de operaciones del Atlántico Sur, cumpliendo un sinnúmero de actividades que pusieron de manifiesto la eficiencia y el valor de sus hombres.

Así, recordamos emocionadamente al Cabo Segundo Post Mortem Jorge Eduardo López y al Cabo Primero Post Mortem Julio Omar Benítez, quienes ofrendaron sus vidas. Ellos y los tripulantes de los guardacostas, aeronaves y personal de tierra que participaron en el conflicto bélico, son nuestros héroes contemporáneos.

Como podrán apreciar en esta muy breve recorrida histórica, la Prefectura desde su génesis ha llevado a cabo, no solo sus funciones específicas, sino además, ha emprendido toda tarea que el estado le encomendara, con igual entrega y sacrificio. Y seguirá cumpliendo con su deber, pues así es el compromiso de los hombres y mujeres de la Prefectura.

En nuestros días, en materia de seguridad pública, la Prefectura ha debido redoblar ese compromiso original para dar efectivas respuestas a las demandas de la ciudadanía.

DSC_0075 copia

Entrega de las distinciones por Acto de Mérito.

 

Es así que a partir del año 2011, el gobierno nacional implementó el Operativo Unidad-Cinturón Sur, donde la Prefectura fue designada para cubrir los barrios de la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Allí patrullamos 827 manzanas, para lo cual se han afectado más de 1.200 efectivos y móviles que de manera permanente brindan seguridad, asistiendo en la vía pública a cerca de 1.400 personas.

Igualmente se ha asignado la cobertura de seguridad en puentes y accesos a la ciudad, afectándose agentes de las Agrupaciones Albatros y Guardacostas, quienes además de dicha tarea conforman Grupos de Apoyo a las operaciones policiales ante hechos delictivos.

En la región Noroeste, el Poder Ejecutivo de la Nación implementó a partir de julio de 2011 el Operativo Escudo Norte que tiene por objetivo incrementar la vigilancia y el control del espacio terrestre, fluvial y aéreo en la zona, para conjurar el contrabando, el narcotráfico, la trata de personas y otros delitos especiales.

Para este operativo se afectan en forma permanente alrededor de 2.800 efectivos, lo cual nos permitió lograr el decomiso de vehículos, embarcaciones y mercaderías varias, y lo que es significativo destacar, el secuestro de importantes cantidades de cocaína y de marihuana.

Pero tal despliegue hubiera sido imposible concebir sin la contribución del Ministerio de Seguridad para la adquisición de vehículos, embarcaciones, helicópteros, radares, scanners y demás equipamiento policial, que ahora integra la dotación de la Prefectura en esa región.

A partir de marzo de este año se ha puesto en ejecución el Operativo Estaciones Seguras, con el despliegue de efectivos bajo la modalidad de servicio de policía adicional en trece estaciones del ferrocarril General Roca emplazadas en el conurbano bonaerense.

Es de hacer notar también la participación activa de la Prefectura en la ciudad de La Plata, tanto en las inundaciones históricas para esa ciudad que demandara un importante despliegue de personal y medios en el rescate de personas, la custodia de donaciones, su entrega a los damnificados y en las tareas de seguridad en las zonas afectadas.

No quiero dejar de destacar además la meritoria participación de los bomberos de las distintas unidades de la institución que junto con otras dotaciones lograron controlar uno de los incendios de mayor magnitud que registrara como lo fue el de los hornos de coque de la planta refinería de Ensenada YPF.

Así entonces podemos afirmar que nuestra institución como las demás Fuerzas de Seguridad y Policiales Federales se encuentra enmarcada en las actuales políticas policiales y por ende, comprometida a trabajar en pos de una seguridad ciudadana acorde a un modelo democrático y de inclusión social con plena vigencia de los derechos humanos.

La labor policial y de seguridad es una tarea articulada de equipos donde el adecuado ejercicio de la autoridad, el compromiso y la disciplina son claves para alcanzar los objetivos que exigen las políticas públicas. El modo en que se ejerce esa autoridad que les confiere el Estado a los funcionarios es el factor esencial para el éxito.

En el contexto de las Fuerzas de Seguridad federales, la Prefectura Naval es una organización profesional especializada en la navegación, lo que constituye su principal esencia, con una cultura, valores y tradiciones que le son propios. Principios que le han definido en estos 203 años en que ha custodiado y protegido el comercio marítimo que en la actualidad le aportan al país el 90 % de las transacciones comerciales de exportación e importación.

En el cumplimiento de nuestra función específica todo nuestro despliegue operacional que abarca 3.500 kilómetros de litoral fluvial, 3.000 kilómetros cuadrados de lagos navegables y un área marítima, incluida la Antártida, cercana a los tres millones de kilómetros cuadrados.

Allí la función vertebral de la Prefectura es la seguridad de la navegación, la que tiene por objeto salvaguardar y verificar la navegabilidad y condiciones de seguridad del buque y artefactos navales, la idoneidad del personal embarcado, la seguridad del transito fluvio-lacustre, marítimo, y en general, procurar con todos los medios humanos y materiales disponibles la seguridad de la vida humana y de los bienes confiados a la navegación y la protección de los puertos.

Como podemos observar la gestión de la seguridad de este ámbito es una gran responsabilidad abarcadora de las múltiples vertientes del hecho navegatorio que exige procedimientos y profesionales especializados.

Así es que por medio del Servicio de Tráfico Marítimo se llevan adelante directrices emanadas de la Organización Marítima Internacional, realizando un control inteligente de buques que navegan en todas las aguas de la Nación a través de las estaciones costeras con las cuales los barcos mercantes, pesqueros o de recreación mantienen contacto mediante un sistema de  comunicaciones radioeléctrica y telemática ininterrumpido durante los 365 días del año proporcionándoles seguridad en su derrotero.

DSC_0151 copia

El Dr. Puricelli hace entrega de sables a los cadetes de la institución.

 

Para sustentar el efectivo control de la navegación se dispone de una serie de medios de última generación como el Sistema de Identificación Automática (AIS) que como complemento de los ya existentes compuestos de radares y cámaras brindan un permanente posicionamiento online de todo buque que navegue nuestras aguas.

Con la incorporación del Sistema de Identificación y Seguimiento de Buques de Largo Alcance (LRIT) del cual somos administrador nacional podemos acceder a información actualizada de los buques para responder con eficacia a las emergencias marítimas determinando el posicionamiento satelital de los buques de bandera argentina en cualquier parte del mundo y la posición de los que se dirijan a las instalaciones portuarias o que transfieren a una distancia de hasta 1.000 Millas Náuticas de nuestras costas.

A principios de este año el Ministerio de Seguridad proveyó un software para implementar una plataforma de información que permite utilizar datos geográficos para la ubicación de objetos en la tierra o en el agua facilitando la gestión de datos especiales, la creación de mapas temáticos y el seguimiento de blancos observados entre otras bondades.

Dichos datos se integran a un sistema denominado Guardacostas permitiendo tener un control unificado de los buques al relacionar los sistemas de posicionamiento de buques AIS Costero de identificación y seguimiento de buques de largo alcance, movimientos de buques, pasajeros y cargas (MBPC) y satelital de control pesquero que permiten determinar en tiempo real el posicionamiento de prácticamente toda embarcación que navegue nuestras aguas.

El sistema indicado es uno de los medios operativos con el que se brindó seguridad y apoyo a más de 200 mil buques que arribaron y zarparon de puertos argentinos en todo el 2012.

Este ininterrumpido tránsito de embarcaciones eventualmente puede producir incidentes, es así que durante el pasado año se efectuaron cerca de 450 casos de búsqueda y rescate y se brindó servicio de asistencia marítima en otros 600, asistiendo a más de 9 mil personas en aguas jurisdiccionales.

Tan importante labor se lleva a cabo desde los ríos en la frontera norte del país hasta las heladas aguas antárticas donde nuestra institución tiene permanencia desde los años 1947/1948 brindando en la actualidad dese las bases Carlini, Brown, Marambio un servicio permanente de comunicaciones para la seguridad de la navegación y prevención la contaminación acorde a los estándares de seguridad impuestos a nivel internacional.

En la presente campaña antártica se marcó un hito en la historia institucional, el Ministerio de Seguridad trazó lineamientos precisos y por primera vez el Guardacostas de Salvamento SB-15 Tango arribó el 27 de enero a las bases antárticas Carlini, Brown y Decepción colaborando en las distintas actividades que se desarrollan en ellas.

En la ocasión tras patrullar el Mar Argentino se realizó una campaña para prevenir la contaminación en el océano Atlántico Sur y quedó comprobada la aptitud del buque para navegar en época estival las aguas polares y el sector antártico.

En un futuro se proyecta el envío del motovelero Dr. Bernardo Houssay que es el buque de investigación oceanográfica a flote que más millas ha navegado en el mundo y se prevé que lleve a cabo actividades la cooperación de organismos científicos,  técnicos y universitarios como así la promoción y desarrollo de tareas afines a las ciencias del mar en aguas antárticas.

Nuestra presencia en el sector antártico como en la zona económica exclusiva garantiza el efectivo control del mar jurisdiccional, ámbito donde la Prefectura en su historial lleva capturados 69 buques extranjeros infractores a la Ley Federal de Pesca, desplegando para ello medios aéreos con los que solo en 2012 se patrullaron tres millones de Millas Náuticas cuadradas.

Para reforzar el patrullado del mar y el control de nuestros legítimos recursos naturales como estado ribereño la gestión del Ministerio de Seguridad ha permitido la incorporación de dos aeronaves Beechcraft que se suman a los aviones CASA existentes y un avión Piper para el entrenamiento de nuestros nóveles pilotos.

DSC_0134 copia

Cadetes de la institución.

 

También a la modernización y actualización tecnológica de cinco guardacostas de gran porte Clase Mantilla que fuera anunciado por la señora Presidenta en el acto del Bicentenario que se lleva a cabo en el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR) y que se concluyera exitosamente días atrás con la botadura del primero de ellos, el guardacostas Prefecto Derbes continuándose ahora con el plan de alistamiento.

En el mismo sentido se ha sumado la incorporación de ex buques pesqueros acondicionados como guardacostas y bautizados como GC-185 Prefecto Correa Falcón y GC-186 Dr. Mariano moreno, y más recientemente la recepción de un remolcador, conforman una flota con mayores capacidades para operar en custodia de las aguas jurisdiccionales.

Todo confluye a garantizar la seguridad de los ciudadanos que es nuestro objetivo principal.

Al respecto, vale referir que el proceso de globalización trajo aparejado un cambio en las modalidades de acción de las organizaciones criminales complejas que operan en el orden nacional e internacional, el crecimiento mundial tanto del delito común como de los delitos transnacionales obliga a los estados a fortalecer, actualizar y profesionalizar las estructuras de seguridad frente a estas nuevas realidades.

Tal es así que la comprensión y abordaje del delito de trata de personas se vio fortalecido con la óptica de las policías femeninas y en el año se investigaron 154 causas judiciales y 28 en resguardo.

Pero también se enfrenta al delito mediante la aplicación de técnicas innovadoras actualizando los recursos, el equipamiento haciendo un uso extensivo intensivo y estratégico de las tecnologías de la información y comunicaciones.

Obtener y compartir información, interconectarnos con otras Fuerzas Federales de modo convergente, ubicuo, instantáneo y multimedial es un objetivo clave para librar una coherente y proporcional lucha contra la criminalidad y precisamente la red Federal de Comunicaciones para las Fuerzas Federales y de Seguridad es una realidad, proyecto que bajo la dirección del Ministerio de Seguridad permite incrementar las capacidades y reducir los costos y esfuerzos.

Estas nuevas tecnologías generan que los cuerpos de seguridad deban estar en contacto permanente  con los grupos e instituciones que no pertenecen directamente al ámbito de la seguridad como universidades, centros de investigación, empresas proveedoras de software.

Esta sinergia positiva y válida tiene como fin el preservar la vida y los bienes de los ciudadanos destinatarios finales de nuestros cotidianos esfuerzos.

Y si hablamos de recursos el despliegue operativo en el espacio acuático se ha visto incrementado no solo por los buques guardacostas antes mencionados, sino también los patrulleros fluviales de aluminio y en especial la finalización del acondicionamiento del buque Estrella Atlántica que será posicionado en la entrada del Río de la Plata como estacionario de prácticos.

En este rubro debo destacar la incorporación de la embarcación Hidra para el Servicio de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental y la incorporación de una grúa hidráulica con capacidad de 12 Toneladas para el izado de embarcaciones en el taller de reparaciones navales.

En el ámbito terrestre se incorporaron camionetas todo terreno, motocicletas, automóviles patrulleros con blindaje 360°, carros de asalto y material de campaña desplegado en el Operativo Escudo Norte.

En cuanto a los bienes inmuebles se están realizando las obras de construcción y refacción de distintas dependencias. Instalaciones que permitirán brindar un mejor servicio a las respectivas comunidades con un amplio criterio federal.

Claro que los recursos como meros objetos materiales no son un fin en sí mismos. Estos integran un universo de factores para el actuar sea cada vez más eficiente y eficaz a la luz de las necesidades sociales.

DSC_0067 copia

Cadetes y aspirantes durante la jura de lealtad a la Bandera de la Nación.

 

Así ello, en la prevención social del delito y la violencia también se trabaja articuladamente con otras agencias gubernamentales mediante la implementación de políticas públicas que garantizan el real acceso de las personas a sus derechos. Tal el caso de participación institucional con el aporte de botes e instructores para dictar clases de remo en el Riachuelo dentro del programa de actividades que desarrollan en forma conjunta el ministerio de Seguridad y la Secretaría de Cultura de la Nación para jóvenes de la Villa 21/24 de Barracas.

Ese sector físico-social también ha recibido el aporte de nuestro esfuerzo con la remoción de buques hundidos en coordinación con la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), contribuyendo de esta manera a preservar el medio ambiente y brindar una mejor calidad de vida a los habitantes ribereños.

Tampoco es casualidad que como autoridad de aplicación de convenios internacionales para la prevención de la contaminación proveniente de buques e instalaciones portuarias se continúe desarrollando activamente una encomiable tarea de prevención realizando inspecciones a los buques, puertos, terminales y empresas involucradas en el transporte y manipulación de hidrocarburos o de mercancías peligrosas, tanto en la jurisdicción como en todo ámbito acuático donde se requiere un monitoreo de calidad de agua.

Para ello actuamos a bordo de nuestro buque científico Dr. Federico Leloir, o bien con otras unidades que han realizado trabajos de estudios científicos desde los cauces de los ríos fronterizos en el norte del país incluyendo cuencas hídricas interiores hasta las gélidas aguas de la Antártida.

Nuestra preocupación compartida con la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable por la cuestión ambiental, se traduce en los esfuerzos cotidianos para prevenir la contaminación e introducción de toda sustancia nociva en el espacio acuático, trabajo que conlleva a exigencia de elaboración a las empresas y organismos portuarios de planes de contingencia y acciones concretas para minimizar el impacto de cualquier incidente que se pudiera producir.

Mediante el profesionalismo la organización y el trabajo articulado debemos garantizar un futuro en el que los recursos hídricos se preserven para todos y sean un auténtico derecho humano inalienable e inviolable para ser fieles custodios de las garantías que establece nuestra Constitución Nacional.

Esta preocupación y celo con el cumplimiento de sus obligaciones le ha valido a la institución el reconocimiento internacional.

Por ello este Instituto de Seguridad Marítima cuenta con becarios de países como Costa Rica y Panamá, y en otros ámbitos académicos hemos recibido delegaciones de Chile y Uruguay y prontamente esperamos hacer los propios con Brasil.

También mantenemos en forma permanente un oficial de enlace en las Repúblicas de Paraguay, Chile, Bolivia y en Estados Unidos, y un asesor técnico de la representación argentina en Londres para la Organización Marítima Internacional.

Se trata éste de un organismo de Naciones Unidas en el que la Prefectura obtuvo para nuestro país la presidencia del Subcomité de Protección Contra Incendios, ejerciendo por primera vez un latinoamericano dicha responsabilidad.

Igualmente nuestra institución se erige periódicamente en sede de talleres regionales de la mencionada Organización Marítima Internacional y participa técnicamente en los comités de seguridad marítima, de protección de medio ambiente marino, de facilitación técnica y plan voluntario de auditorías.

Estos logros son el fruto de la dedicación y el esfuerzo que nuestros profesionales despliegan para la armonización de la normativa nacional con los estándares internacionales como también la demostración práctica de una estructura superlativa para el desempeño de las específicas funciones de seguridad de la navegación y preservación del ambiente.

La Prefectura Naval Argentina ha proyectado una estrategia marítima como herramienta de gestión para llevar a cabo acciones de corto y mediano plazo, tanto en lo nacional como en lo internacional.

En el plano regional esa estrategia ha convertido a la institución en un faro para sus colegas ejerciendo la Secretaría del Acuerdo Latinoamericano Sobre el Control del Buques por el Estado Rector del Puerto (Viña del Mar 1992), formado por doce países de la región. O integrando la red Operativa de Cooperación Regional de Autoridades Marítimas de las Américas (ROCRAM) suscribiendo acuerdos bilaterales de cooperación con autoridades internacionales equivalentes.

DSC_0138 copia

Los miembros de los institutos de formación de la Fuerza rindiendo honores.

 

Por otra parte, se participa asiduamente de las reuniones concertadas por las comisiones administradoras de los ríos de la Plata y Uruguay, el Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraná-Paraguay, los grupos e trabajo del Mercosur, el Sistema de la Cuenca del Plata y otros ámbitos internacionales donde es reconocida la capacidad técnica de la Prefectura.

Precisamente la hidrovía constituye un verdadero eje de integración e intercambio entre los países de la región. En su cuenca habitan cerca de 90 millones de personas por lo que procede afirmar que el mantenimiento de un ágil y seguro tránsito del transporte por esa vía de agua es una condición vital para el Mercosur.

La custodia de tan importante ruta de navegación exige una regulación de tráfico ordenada y coherente, tarea que ha permitido un movimiento de cargas de granos, combustibles, minerales y subproductos que en el año 2012 constituyeron un total aproximado a los 14 millones de Toneladas transportadas en poco más de 4 mil buques.

No menos importante es la tarea que se realiza en los puertos del litoral marítimo, verdaderas puertas de acceso al mundo que tiene nuestro país con un incesante movimiento de buques pesqueros, cerealeros, mineraleros, petroleros, etc. A los que se agregan en temporada estival cruceros turísticos con miles de visitantes que merecen una particular atención.

Claro está que el amplio espectro funcional de la institución no se agota allí, se destacan también los roles de policía de seguridad pública portuaria, auxiliar judicial, aduanera, pesquera, migratoria y sanitaria, la jurisdicción administrativa de la navegación y de policía ambiental, tanto a bordo de los buques como en los 126 puertos y 276 instalaciones portuarias de todo el país.

Y pretendemos continuar en este rumbo con procedimientos ceñidos a derecho que provean a la acción de la justicia y a un mismo tiempo garanticen a los propios infractores el ejercicio legítimo de su derecho la defensa sin violencia con la máxima eficacia y con el menor costo operativo posible.

Deseamos brindar a nuestro personal una adecuada formación con doctrinas y prácticas profesionales que contengan a las particularidades del trabajo del policía naval y de seguridad priorizando las estrategias de prevención, de reducción de la violencia y la investigación del delito sin perder de vista que toda sociedad demanda para su viabilidad armónica una normativa que requiere el ejercicio de la autoridad, la que por otra parte a su vez es escrutada permanentemente por esa misma sociedad.

Consecuentemente a la hora de ejercer esa atribución debe tenerse en cuenta la dignidad del ciudadano y la valoración que éste establezca en sus expectativas y exigencias.

Por ello insistimos en la necesaria preservación de los valores organizacionales que nos han caracterizado, en la honestidad y vocación, que nos nutren de inspiración y entrega dando satisfacción y sentido a nuestra existencia como institución al servicio de la Nación y fundamentalmente a nuestro humilde rol de servidores públicos porque servidores públicos es lo que somos por encima de todo.

En esta senda estamos trabajando, poniendo el máximo esfuerzo posible en la educación para formar mujeres y hombres desde una perspectiva humanamente armoniosa que promueva a un liderazgo con sujeción al sistema jurídico democrático con respeto a aquellos a quienes deben cuidar, a sus superiores, pares y subordinados.

El trayecto no ha sido fácil, ni exento de obstáculos, los innumerables factores que provocaron cambios, así como modificaciones estructurales y funcionales han debido superarse con una visión humanística de la gestión.

Y en esta nueva etapa se trabaja con el Ministerio de Seguridad para alcanzar una estructuración justa de la retribución que contemple las particularidades del desempeño, las funciones específicas y la satisfacción de las necesidades individuales y familiares, y que en definitiva honre el principio rector que garantiza a todos los habitantes de esta gran Nación, condiciones dignas y equitativas de labor.

Continuaremos en este camino enarbolando los valores que aprendimos de nuestros padres, la prudencia, el  equilibrio, la honradez y la fortaleza, para que en el día a día la vocación y la cultura del trabajo sigan siendo el resultado virtuoso que trascienda los tiempos y sus adversidades, entendiendo que la nuestra es una profesión difícil y compleja y que su ejercicio no está libre de sacrificios, incomprensiones y dificultades.

La Prefectura es hoy una institución transparente y sólida que navega en franquía en todos sus procesos, áreas y servicios y contribuye sin condicionamientos al modelo de país que las autoridades legítimamente constituidas entienden que anhelamos.

Una institución que brinda su servicio al ciudadano, adaptándose al entorno y enfrentando incansablemente la delincuencia con la firme convicción y respeto por los derechos que asisten a todos por igual.

Una institución que conoce a la comunidad porque es parte de ella. Sabemos de sus esperanzas y padecimientos que no somos distintos no estamos lejanos sino que somos miembros y servidores de ella.

Tenemos la obligación  de establecer una síntesis de eficiencia-virtud conociendo que ese pueblo al que servimos espera que seamos mejores personas, mejores seres humanos, con la autoridad moral y el liderazgo necesario para representar el orden y la seguridad.

Es una institución con memoria y por eso sabemos que únicamente ante la presencia  armoniosa de la excelencia profesional y la virtud personal estaremos correctamente orientados en nuestra misión de contribuir al desarrollo de una sociedad igualitaria para todos.

Damas y caballeros, deseo finalizar transmitiéndoles el convencimiento de que la Prefectura trabaja día y noche para honrar el mandato que la nación le ha conferido y lo hace por ustedes y para ustedes.

Sepan que confío en las mujeres y hombres de esta institución que siempre estarán a la altura de los desafíos, que serán orgullo de sus familias, la institución y la comunidad y juntos en ese rumbo continuaremos en procura de la seguridad y tranquilidad ciudadana que todos merecemos.

Finalmente deseo expresarles a los hombres y mujeres que hacen grande a nuestra querida institución, que son la razón de ser de todos estos datos, números y estadísticas que hoy les he transmitido, que motorizan nuestras acciones y en especial a todos aquellos que no pudieron estar aquí, compartiendo esta hermosa fiesta porque se encuentran en sus puestos cumpliendo con sus deberes protegiéndonos. A ellos mi más respetuoso y cálido agradecimiento.

Por último y tal como pide el Papa Francisco, recemos por él, he invoquemos a la protección de Dios, nuestro señor y de la esplendorosa estrella de los mares. Virgen Stella Maris.

Muchas gracias.”

DSC_0097 copia

El Dr. Puricelli durante su discurso.

 

Posteriormente el Dr. Puricelli hizo uso de la palabra, destacando en su alocución enfatizó que “los prefectos expresan el espíritu de sus palabras cuando afirma que la patria es el otro”. Posteriormente agregando que: “Nuestro objetivo es acompañarlos en el compromiso que asumieron de defender a la patria”. Luego sostuvo que el gobierno nacional va a “redoblar los esfuerzos para que los miembros de la Fuerza puedan capacitarse con la mejor tecnología para cumplir con eficiencia su tarea”.

 

 

Desfile

Concluidos los discursos se dio inicio al dispositivo terrestre en el que los efectivos procedieron a rendir honores a las autoridades allí presentes, el mismo estuvo encabezado por Las autoridades del los institutos de formación. Estos, fueron seguidos por efectivos de la PNA con el uniforme histórico de Tripulantes de Falúa de Puerto, que data de 1830. Tras ellos, se hicieron presentes las delegaciones de la Escuela de Cadetes de la Policía Federal Argentina “Comisario General Juan Ángel Pirker”, de la Escuela de Oficiales de Gendarmería Nacional, “General Martín Miguel de Güemes”, y del Instituto Superior de Seguridad Aeroportuaria de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Luego ingresaron los cadetes del Departamento Académico de la Escuela de Oficiales “General Matías de Irigoyen”, y los aspirantes del Departamento Académico de la Escuela de Suboficiales de la PNA “Coronel Martín Jacobo Thompson” quienes desfilaron con fusiles SAFN 49, Máuser Mod. Argentino 1909, y subfusiles Halcón ML 63.

Posteriormente rindieron honores miembros de la Agrupación Guardacostas, armados estos con, subfusiles HK MP5A2 y A3, escopetas Franchi SPAS 15 y pistolas Beretta 92, los mismos también portaban chalecos antibala que parecían ser del modelo Aantag AA2, tonfas, esposas, equipos HT VHF.

A su paso la Agrupación Albatros se mostró portando un variado equipamiento, compuesto además de las MP5A2 y A3, por FAL PARA, fusiles de asalto, Sig Sauer 556 SWAT con mira holográfica L3 EO Tech 552 y linterna, escopetas Benelli M3 Super 90 y Franchi SPAS 15, pistolas Beretta 92, diversos modelos de cuchillos, varios de ellos K-BAR. En lo que respecta a uniformes y otro equipamiento, los mismos portaban uniformes DBDU (Desert Battle Dress Uniform) y del mismo patrón desértico pero con el nuevo corte ACU (Army Combat Uniform) y los tradicionales BDU (Battle Dress Uniform) con patrón Woodland y trajes de buceo Pino, chalecos tácticos entre los que predominaban los de la firma Black Horse. Estos eran complementados con boinas, sombreros Bonnie Hat y cascos que parecen corresponder al modelo DC4-4 de la firma Aantag, estos últimos con antiparras Simpson, también pudieron verse patas de rana, snorkels y máscara de buceo, mochilas LC-1 Field Pack del sistema ALICE (All-Purpose Lightweight Individual Carrying Equipment), cinturones de modelo policial con portacargadores para pistolas, pouch para esposas y pistoleras de muslo.

Estos fueron seguidos por efectivos de la Sección Perros de PNA con sus canes.

Recibidos por estruendosos aplausos desfilaron los miembros de la División Veteranos de Guerra. La parte final del dispositivo estuvo compuesta por los distintos medios en dotación de la Fuerza, encabezados por motocicletas Yamaha YS250 Fazer, patrulleros Ford Focus Exe con sistema de protección 360°, camionetas Toyota Hilux y Ford Ranger doble cabina con trailers Mactrail y semirrígidos BIM SR 90, luego ingresaron los cuatriciclos Polaris Ranger 800 y Polaris X2 800 que llevaban sobre remolques Mactrail motos de agua Sea Doo GTX 215, estos fueron seguidos por un camión IVECO 40-10 WM con remolque, sobre el cual se transportaba un semirrígido Zodiac Hurricane 920. Un utilitario Iveco Daily 55C16 hizo su paso con una lancha táctica “Toro” armada con una ametralladora FN MAG, esta fue seguida por una Iveco Daily 55C16 furgón con jaula de protección en parabrisas y ventanillas. La Dirección de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental estuvo presente con camionetas similares a la ya citada, pero que en su caja transportaba un ROV Mariscope Comander Mk II, una cámara hiperbárica portátil y un sonar de barrido lateral J.F. Fishers MFG. INC. SSS-100K/600K, con sus miembros vestidos con trajes de buceo de salvamento y otro con traje antiexposición, una similar trasladaba a personal con trajes antiexposición química Nivel A y C y equipos de respiración autónoma, boyas, un tambor de salvamento de PVC para mercancías peligrosas de 360 litros, una barrera de contención tipo cortina para empleo en derrames con hidrocarburos, un equipo Mantarray, una motobomba de desplazamiento positivo de 50 m3 para recuperación de hidrocarburos viscosos, un colector a discos oleofilicos para operaciones de recuperación de hidrocarburos y una motobomba neumática para la transferencia de químicos. Otra Iveco los siguió pero con una campana de buceo abierta.

La parte final del dispositivo estuvo compuesta por dos autobombas, la primera una Pierce Arrow,  seguida por una Ford 915e TECIN, una Iveco Eurocargo con equipamiento de la firma ARD SA, tras la que hizo su paso una camioneta Isuzu NKR con un tráiler con una tolva contenedora de explosivos y un efectivo con traje de desactivación de explosivos de kevlar y nomex, luego una Iveco Daily 55C16 furgón perteneciente a la Brigada de Explosivos. En representación del Servicio de Aviación de la Fuerza se encontraba otro de estos vehículos utilitarios que en su caja trasera transportaba un equipo Helitask TC3, que es un sistema que puede ser transportado en el gancho de carga de helicópteros Puma o Dauphin, para rociar dispersantes de químicos con la finalidad de detener la expansión de derrames de hidrocarburos. Junto a este se encontraba un Bambi Bucket para la lucha contra incendios y personal del Servicio de Aviación de PNA con su indumentaria característica, en este caso con trajes anti exposición y cascos de vuelo Gueneau 316. Esta fue seguida por una camioneta utilitaria Mercedes Benz Sprinter que en su parte trasera disponía de un scanner de rayos X, luego ingresó una Mercedes Benz Sprinter Furgón del Ministerio de Seguridad. Finalmente hizo su paso la Banda de Música de la Fuerza cerrando el dispositivo.

 

 

 

 

 

Exposición de material

En el predio de la institución se montaron varias carpas donde se expuso el equipamiento de dotación, en una de ellas se pudieron observar, escopetas semiautomática Franchi SPAS 15, Benelli M3 Super 90 con mira L3 EO Tech 552, una escopeta policial Remington 870 y una Ithaca Modelo 37 Riot, pistolas semiautomáticas Glock 17 y 17L, Beretta 92FS, y 92 Combat. Subfusiles Heckler & Koch MP5 A5, uno de ellos con mira Hendsoldt 4×24, y otro con mira L3 EO Tech 552, una carabina Beretta CX4 Storm con mira EO Tech 552 y fusiles de asalto, Sig Sauer 556 SWAT también con mira holográfica L3 EO Tech 552 y linterna y un FAL Para. Entre los lanzagranadas encontramos un M203, un H&K 79 y un CIS 40GL. También se expusieron fusiles de tirador especial H & K G3 SG/1 con mira Schmidt & Bender 1/2-6X, Remington 700 ABL con mira Shilba 8-32×40, Sig Sauer 3000SG con mira Hensoldt 1,5 -6×40 y Sig Sauer 205 Phantom con mira ITT 2,5-10×50. Un arma de letalidad reducida FN 303 con mira EO Tech 552. Dos ametralladoras MAG, una con afuste de infantería y otra con soporte para vehículo.

Entre los elementos ópticos se encontraba un telescopio de spotter Barska AD1348-18-36X50 WP Blackhawk Spotting Scope Angled, un binocular Barska Battalion 7×50, unos binoculares Steiner Commander Military 15×80, un monocular de visión nocturna Loris y binocular de visión nocturna LUNOS (Light Universal Night Observation System), ambos de la firma OIP Sensor Systems. Un sistema de observación de fibra óptica. Un GPS Garmin 60CSx.

También pusieron observarse elementos de protección como un escudo balístico con visor blindado e iluminación de led de origen americano, un chaleco antibalas RB3 que parece ser del modelo AA3 de la firma AAntag SRL, una placa balística y un casco de kevlar modelo DC4-4 de la misma firma, escudo policial transparente, equipo para control de disturbios compuesto por casco, protectores de extremidades y chaleco, manta ignifuga Flame Wear, máscara antigás, tonfas y bastones extensibles, tubo de gas pimienta, una granada CTS Flash Bang Model 7290.

Material de protección para entrenamiento, pecheras, coderas, protector facial, escudo de potencia Proyec, pistolas Beretta, Glock, SIG, un revólver Smith & Wesson y cuchillos plásticos para entrenamiento de la línea Red Gun de la firma ASP, tubo de oxigeno para buceo, guantes de neoprene Pino.

Elementos de escalada, sogas, mosquetones, 8 Rapel Device, poleas compactas Petzl Rescue, descensor autofrenante, guantes, arnés de escalada Black Diamond, casco para escalada. Carpas iglú de color verde y canadienses camufladas y radio mochilas.

En otra carpa la  Sección Perros de PNA, estuvo presente con elementos para entrenarlos, bozales, y algunos canes.

En una tercer carpa se mostró equipamiento para desactivación de artefactos explosivos, entre ellos se encontraban, dos robots, un Northrop Grumman Remotec Andros F6B un y un Mini Andros para el traslado de artefactos explosivos, un traje para desactivación de artefactos explosivos MED-ENG EOD 9, una prenda de refrigeración auxiliar de traje para desactivación de explosivos y un sistema portátil de rayos X Vidisco fo Xray II VCU 10.

Junto a lo anterior también se expusieron elementos para el combate de incendios como ser un equipo estructural completo para bombero compuesto por un casco Heros-Extreme, chaqueta y pantalón de tela Nomex III Elite 750, guantes gamuzados con doble capa de Nomex III con puño de Kevlar y forro interno Pro Tech 8 Fusion, capucha antiflama de fibras de Nomex y botas de alta resistencia al calor con puntera de acero y reforzada en media suela, una cámara térmica infrarroja para localización de focos ígneos y rescate de personas, un equipo de respiración autónoma Interspiro Spiromatic 56 y una motobomba flotante Waterous Floto Pump para respuesta rápida ante una extinción de incendios en embarcaciones menores.

También se vieron elementos para tratar el derrame de hidrocarburos o de sustancias peligrosas, entre estos podemos citar, una motobomba Honda de desplazamiento positivo y capacidad de 60 m3/hs para la recuperación de hidrocarburos viscosos con un equipo Mantaray para la recolección de hidrocarburos, una motoguadaña Shindaiwa B45 para el trabajo manual en un área de un incidente con derrame de hidrocarburos, barrera de contención tipo cortina para contener y/o desviar hidrocarburos y proteger zonas sensibles, motobomba neumática para operaciones de transferencia con una capacidad de 30 m3/hs, un tambor de salvamento de PVC para mercancías peligrosas de 360 litros, trajes antiexposición química Nivel A y C, este último de la firma Du Pont y un explosímetro y analizador de gases múltiples, detector de radiación Mini RAD-D.

Una última carpa contenía equipamiento de buceo, allí se mostraron una cámara de descompresión portátil con cierre telescópico tipo G. A. presión ejercida de 5 atmósferas, un sonar de barrido lateral JW SSS-100/600K PC, una cámara subacua portátil Hydrotech, un vehículo operado a control remoto ROV Mariscope Mod. Comander para instrucción y reconocimiento subacuo de naufragios, restos naufragados y objetos sumergidos, un sismógrafo portátil Instantel Blasmate III, trajes de buceo calefaccionado Pino con máscara KMB-28, casco de buceo KMB-37, traje de buceo seco Pino, patas de rana, traje de nadador de rescate de neoprene de 3 mm, con chaleco salvavidas, aletas, luneta y snorkel, botellones para buceo, caja de suministro de aire y comunicación Kirby Morgan Dive Systems Inc., un Diving Transiphone de la firma LTV University, umbilical torcionado que es la conexión entre el buzo y el sistema de buceo en superficie que permite suministrar gas para respiración, iluminación, comunicaciones y línea de seguridad con una Deep Dive Wing DDW-1 de JW y una cuba de buceo.

Demostraciones

Entrada la tarde se realizaron dos simulacros el primero fue la asistencia a un hombre que cayó al río por el naufragio de una embarcación y fue socorrido por nadadores de rescate hasta ser evacuado por un helicóptero. Allí el Eurocopter PA-81 Ecureuil 2 (C/n 5786) fue despojado de sus butacas en la cabina de carga, fue el protagonista de este simulacro, el mismo se inició cuando el naufrago que se encontraba en una balsa neumática, al avistar al PA-81, encendió una bengala agitándola, al ser avistado el helicóptero hizo un circuito de reconocimiento tras lo cual procedió a acercarse al agua y en vuelo estacionario dos buzos de rescate se lanzaron, con la víctima ya en el agua se procedió al izado con la grúa de rescate.

El segundo fue un simulacro, intervino la Brigada de Explosivos de la institución que hizo empleo de un robot de última generación preparado para detectar y neutralizar un artefacto explosivo.

Aeronaves

En lo que respecta a aeronaves presentes en la ceremonia una de las más activas fue el Eurocopter PA-81 Ecureuil 2 (C/n 5786) que en forma previa a la demostración ya citada estuvo afectado al traslado de autoridades. Antes del inicio de la ceremonia realizó un vuelo con personal de Secretaría General de PNA con la finalidad de obtener tomas fotográficas aéreas. Luego de retornar del simulacro tuvo lugar un vuelo estacionario para ser filmado por un equipo de televisión de Canal 7. Finalmente y con las actividades previstas cumplidas procedió a retornar a su base de asiento.

El otro helicóptero de la Fuerza afectado a funciones de transporte VIP fue el Aerospatiale AS-365N2 Dauphin, PA-43 (C/n 6479), el mismo se encontraba configurado con un faro de búsqueda Spectrolab Nightsun SX-16.

El Cuerpo Federal de Aviación de la Policía Federal Argentina  dispuso su Eurocopter EC-135 T2+ LQ-CQN/H-12 (S/n 0973) para efectuar el traslado del Secretario de Seguridad y otras autoridades. El mismo se encontraba configurado con un faro de búsqueda Spectrolab Nightsun SX-16/IR y un FLIR Carl Seiss Optronics LEO.

Fuentes consultadas:

http://www.eotech-inc.com/products/sights/552

http://www.barska.com/Products-Binoculars.html

http://www.oip.be/loris.asp

http://www.aantaj.com.ar/index.php

http://proyec.com.ar/proyecsrl/

http://asp-usa.com/home/page-3.html

http://www.shindaiwa-latinamerica.com/Products/Brushcutters

http://www.yamaha-motor.com.ar/catalogo-digital.php#/0

http://www.astillerobim.com.ar/productos.asp?id=114

http://www.hydro-international.com/news/id5684-Mariscope_ROV_Comander_MK_II_Training.html

http://www.minseg.gob.ar/puricelli-encabez%C3%B3-la-ceremonia-por-el-203%C2%B0-aniversario-de-la-prefectura-naval-argentina